domingo, enero 31, 2016

Lola en carne viva

Lola en carne viva. Lola desnuda. Lola ardiente en el fuego de los años, bañada en la sensibilidad de su arte, de su ingenuidad y de su genio. Monstruo, duende y salero. Como habría dicho el poeta José María Pemán: "Torbellino de colores, no hay en el mundo una flor, que el viento mueva mejor, que se mueve Lola Flores". La figura de Lola Flores es sin duda para muchos la simbología del arte mismo, el arte hecho ente, ser viviente, persona, carne y hueso. Por excelencia la española más española de todas. Lola Flores es sinónimo del foclor español, del cante jondo aunque su "jondez", si se me permite el neologismo disparatado, jamás siguió el canon que establece lo flamenco. Pero quién que no haya visto a la Faraona, ha sentido en lo más profundo de sus entrañas el terremoto de lo que verdaderamente es el arte gitano.

Desde que descubrí a Lola, allá cuando quizá debí tener unos 7 u 8 años mientras veía con mi abuela una de sus películas (Morena Clara), quedé flechado para siempre del animal que era su persona, su temperamento. Como todo escritor, tiene sus obsesiones, Lola, entre otras artistas de su época, se volvió la mía. No hay momento en el que pueda decir que no me gusta algo de lo que haya hecho, de sus canciones, de sus películas, de sus presentaciones televisivas. Era y es, un ser magnífico, tocada por alguna mano divina, porque su arte, todo lo que era ella, no pertenecía a este mundo. O, como dirían muchos de sus contemporáneos y conocedores de su trabajo una "fuera de serie", un "fin de raza". No ha habido y estoy seguro que jamás habrá otra Lola Flores.

Al punto de este escrito. Desde hace unos años, me he interesado por leer diarios, biografías y memorias de los seres que admiro. Lo hago por pura curiosidad, porque soy un entrometido, y además, porque me permite ver otra perspectiva, otra realidad de la persona admirada. Di con este libro escrito en parte por Lola y en parte por Tico Medina. Sus memorias. En este libro Lola narra su proceso por el tiempo, desde que nació, hasta el presente, o más bien su presente, justo después de su lío con Hacienda. Cómo siendo una niña de Jerez de la Frontera, se crió entre gitanos y entre gente grande que la inspiraron a ser el mito en vida y en muerte que es. Sus obsesiones por alcanzar el estrellato, por ser una artista única. Sus primeros amores, sus primeros y últimos fracasos. Sus sufrimientos. En fin. Es un libro impresionante que nos muestra a una mujer llena de sensibilidad y llena de talentos, más allá del cante y del baile. Lola, desde este libro, pudo haber sido una novelista estupenda. Sabía narrar muy bien, tenía ritmo, cómo no iba a tenerlo, si la música la tenía agarrada en su oído. Pero de la misma forma desgarradora con la que narra en aciertos su vidas, deja ver que su ingenuidad tenía astucia. Hay muchos silencios, demasiados, diría yo. Lola era muy sabia en esto. Que si lo contaba todo, lo contaba todo, o mejor, contaba lo que sabía que podía contar. Ha quedado en el tintero, en mi duda, la posibilidad infinita de todos esos silencios, amantes, rivalidades, daños, trampas. Las cosas que verdaderamente nos hacen humanos. En fin, que ha sido una narración estupenda. Y para aquellos que como yo, gustan de su arte y de lo que fue su persona, sin más la Lola en carne viva!



martes, junio 25, 2013

Esto es todo?

Esto es todo? Me pregunto muchas veces. Al parecer he abandonado uno de mis intereses, bueno, para ser sinceros, dos. He abandonado toda fe como escritor. No encuentro nunca el momento y el espacio correcto para leer y para escribir. Antes lo que era un ansia, un desespero, algo quizá innato, se ha vuelto una lucha con las letras. Todos me dicen que es normal, que los artistas pasan por periodos de sequía o linealidad. No sé. La realidad, aunque quizá en el fondo piense que lo soy, nunca me he considerado un artista. Tampoco un escritor. No quiero pecar de falsa modestia, pero la realidad es que tampoco me he considerado una persona lo suficientemente inteligente para acarrear este mundo de las letras, esta batalla que pulsa a diario con la palabra. Reconozco muy en el fondo que late por mí esa necesidad, pero temo que esa necesidad esté atropellada y no salga. Lo intento... juro que lo intento...

jueves, agosto 23, 2012

Porque hay sueños que se cumplen


domingo, mayo 13, 2012

Trece de mayo (Lola Flores)

sábado, mayo 12, 2012

Los perros de la primavera

No sé cómo llamar a este escrito. Quizá sea el germen de un poema mayor. No sé. Sólo sé que desde noviembre del 2011 no escribo una sola línea. Por mi mente no transitaba nada relacionado a la literatura. Pero hoy, en el taller que ofrece Mayra Santos, me vi obligado a escribir. A depurar mi mente, a establecer un pacto nuevamente con la palabra. El resultado fue esto que expondré aquí. A todos les gustó, incluyendo a la misma Mayra. Los que me conocen, saben que nunca estoy de acuerdo con lo que hago. Pero qué se puede hacer. Tampoco pretendo exigirme de un día para el otro un "maretazo" de versos hermosos. Sin más


Los perros de la primavera


Una canción se enfurece a contratiempo
la rabia espumada se desprende
del tallo ya seco, ya en brote de muerte
ya amparado a la sombra
de lo que antes fluyó
como hormiga hambrienta
de espacio...


Hambre y sed milenaria,
abrazo en precipicio
que ladra por la mano
que lo alimente;
mano que escarve entre
la pulga y la sarna
y encuentre la bondad enmohecida
y polvorienta al fondo,
muy al fondo,
y diga vidaprimavera
raza, universo...

jueves, mayo 03, 2012

Late

Las lágrimas se confunden con el agua. Los chorros de la ducha la desvisten de la espuma y el jabón. Su entrepierna todavía late.

domingo, abril 15, 2012

Volver


siempre se vuelve
al primer amor.
~Carlos Gardel~

Son inevitables los regresos. A veces involuntarios pero están ahí, a la vuelta de la esquina. Es difícil despegarse de las cosas, es difícil no pensar en las cosas del pasado. Son, al final de cuentas, las que nos forman. Uno cree que olvida, que entierra en lo infinito, que es libre y se da a la fuga. Pero la fuga es volver, la fuga es lo que nos permite entender, crear distancias y proximidades.

Se vuelve a la casa de la infancia (si es que todavía existe). Se vuelve a los lugares de diversión de la juventud. Se revisita el lugar donde se dio el primer beso. La primera escuela. El primer cine. El primer parque y la primera playa. Se vuelve a los libros leídos, a las películas vistas. A las fotografías y sus luces de memoria. A los antiguos amantes, al primer amor.

¿Importa acaso el para qué? Yo digo que sí. Pero pasa que a veces no lo sabemos. Hoy vuelvo a este espacio, quizá para entenderme un poco más, ver de dónde salgo, quizá para crearme nuevos hábitos (pretendiendo que los he olvidado), para atreverme y experimentar. Para rescatarme…

Vuelvo al origen de todo, esa querencia que me impulsó.

sábado, diciembre 19, 2009

MI NUEVO ESPACIO
MARETAZO

martes, diciembre 15, 2009

TODA ETAPA LLEGA A SU FIN DE ALGUNA MANERA,
ESTE BLOG, QUE ME ACOMPAÑÓ EN MIS PRIMERAS AVENTURAS A LA POESÍA, CIERRA HOY SUS PUERTAS. GRACIAS A TODOS LOS MARAVILLOSOS LECTORES, SUS COMENTARIOS Y SUGERENCIAS. PRONTO REAPARECERÉ EN OTRA PÁGINA.
ACHÉ PARA TODOS!

jueves, noviembre 19, 2009


Llevo arrastrando entre mis papeles

Una colección de cuerpos

Que poco a poco

El tiempo los ha hecho ver

Como manchas en la corteza

De cualquier tronco,

Como si la lluvia

Hubiese desgastado el material

Del que están hechos,

(la tinta derretida sobre la pared de un boletín)

Dejando sólo

La fina silueta

La fingida imagen

De que algo estuvo allí

Es esta soledad en fuga

La que se desgracia sobre mí,

La que me hace olvidar

Momentos importantes

Rostros importantes,

Caricias, besos, olores

¡Tacto!

He descubierto que soy

Un algo

Que necesita algo de tacto

Sentir o saber

Que otro se siente

A través de mí.

Pero es difícil quererlo

Y desearlo

Cuando no se sabe con certeza

Si el otro ha sentido

A través de uno.

No quiero echarte la culpa,

Es posible que seas la víctima

De ese olvido irremediable

Que pronto me asechará otra vez.

Ese olvido que hace

Menos dolorosa la carga

Del propio olvido

Sobre las cosas.

Pero es que te has ido,

Eres tú ciertamente

Quien provocas

Las ondas de sequía

La fuga del agua

En mis estuarios.

Eres tú

Quien se borra a solas

Dejando el tintero vacío

Mis papeles sin cuerpos

Y mis memorias

Sin letras.